Una colposcopia es un procedimiento simple que le permite a tu médico observar tu cuello uterino. El examen toma de 5 a 10 minutos, y es muy parecido a hacerse una prueba de Papanicolaou. Una de las mayores diferencias es que su médico utiliza un instrumento especial de aumento llamado colposcopio.

Por lo general, se realiza una colposcopia si tuvo algún tipo de resultados anormales en su prueba de Papanicolaou para que su médico pueda diagnosticar cualquier problema.

¿Cuándo la necesito?

Si tu médico tiene razones para creer que algo no está bien con tu cuello uterino, puede recomendarte una colposcopia. Algunas de estas razones pueden ser:

Los resultados del Papanicolaou fueron anormales.

Tu cuello uterino presenta anormalidades durante un examen pélvico.

Las pruebas muestran que tienes el virus del papiloma humano o VPH.

Tiene sangrados inexplicables

Tu médico puede usar una colposcopia para diagnosticar cáncer cervical, verrugas genitales, cáncer de vagina y cáncer de vulva. Una vez que el médico obtenga los resultados de tu colposcopia, sabrá si necesitas o no pruebas adicionales. Recuerda que el mejor tratamiento es la prevención, agenda una cita con el Dr. Enrique Escotto González de inmediato.